Envíos gratis a partir de 35€



René Furterer Curbicia Champú Normalizante Cabello graso 150 mL

Precio habitual €14.95

El Champú normalizante CURBICIA elimina el exceso de sebo del cuero cabelludo de tendencia grasa y permite espaciar los lavados. Ligero, el pelo queda envuelto en un perfume fresco.

 

PRINCIPIOS ACTIVOS

Extracto de curbicia: La curbicia se obtiene por hidrólisis de las semillas de la calabaza, un procedimiento exclusivo patentado por los Laboratorios René Furterer, con una eficacia antiseborreica tres veces superior. Resulta ideal para tratar el cuero cabelludo con tendencia grasa, ya que regula de manera permanente la hiperproducción de sebo en el núcleo de la glándula sebácea, causa de la caída progresiva del cabello. ACTIVO PATENTADO.

Aceite esencial de tomillo: Esta planta mítica de la Grecia antigua, que según la leyenda creció de las lágrimas de la bella Helena, produce pequeñas flores de color rosa pálido. El tomillo ha sido utilizado desde la antigüedad como planta aromática. De hecho, "thymus" significa "perfumar". El aceite esencial de tomillo posee propiedades purificantes y antifúngicas muy eficaces para tratar la caspa y la hiperseborrea.

Aceite esencial de romero: El romero, "rosa de mar" en latín, crece silvestre en la región mediterránea. Su aceite esencial, que ya utilizaban los egipcios por sus numerosas propiedades curativas, aporta todas sus propiedades tonificantes estimulando la microcirculación para combatir la caída del cabello. Su efecto purificante lo convierte, asimismo, en un activo natural eficaz contra la caspa.

Aceite esencial de clavo: El clavo, originario de la isla de Ternate, en Indonesia, es un árbol que puede alcanzar una altura de hasta 20 metros. El aceite esencial de clavo, que se extrae de los brotes del árbol y se ha utilizado desde la antigüedad por su potente poder anti-infeccioso, es un poderoso antiséptico. Sus virtudes purificantes y anti-inflamatorias sanean el cuero cabelludo.

Aceite esencial de naranjo: La naranja dulce, importada de las faldas del Himalaya por los navegantes portugueses, fue una fruta de lujo hasta la primera mitad del siglo XX. El aceite esencial que se extrae de la corteza de este árbol es conocido por su fragancia suave y exquisita, que posee propiedades calmantes, aunque también resulta eficaz por su efecto estimulante de la microcirculación y sus propiedades purificadoras.

 

MODO DE EMPLEO