¿Sabes qué tipo de piel tienes?

Publicado por Farmacia Basté en

 A nosotros nos encantan las comparaciones, y para ponértelo fácil hemos escogido unas de lo más divertidas para que lo recuerdes para siempre:

 

La piel de manzana:

Es una piel seca. Es aterciopelada y suave, y cuando le falta cuidado puede dar tirantez o picor. Suele ser una piel más sensible, que reacciona fácilmente o se pone roja a menudo. Con la edad, tiende a arrugarse, y tiende a aparecer las famosas patas de gallo o líneas de expresión.

Por eso, los productos más adecuados para una piel seca son:

  • Una leche limpiadora, limpiará a la vez que hidrata la piel y la deja sedosa y suave. Las limpiadoras jabonosas puede dar una sensación de tirantez que no gusta a estos tipos de pieles.
  • Un sérum o aceite que cumpla con tus exigencias: para las primeras arrugas -así retrasamos su aparición-, antioxidante, etc.
  • Una crema hidratante, preferiblemente con protector solar, si no lo usas como producto aislado.
  • Acuérdate de beber como mínimo 2 litros de agua al día, para evitar la deshidratación de tu cuerpo.

 

La piel de melocotón:

Es una piel normal, aterciopelada y rosada. Tiene los poros pequeños, casi inapreciables.

Estas pieles tienen la suerte de poder usar todo tipo de productos, ya que no suelen reaccionar:

  • La limpieza que se prefiera, tanto una al agua como las que se tienen que retirar con un algodoncito.
  • Contorno de ojos para conseguir una mirada radiante.
  • Aplica tu serum y crema con un masaje para estimular la microcirculación y facilitar la penetración de los productos.
  • Puedes exfoliar una vez a la semana tu piel para que eliminar impurezas y células muertas.
  •  

La piel de naranja:

Es una piel grasa, que crea más sebo del necesario. Tiende a hacer brillos y pueden aparecer espinillas de vez en cuando. El paso más importante es la limpieza mañana y noche, para conseguir una piel suave y purificada.

  • Una loción limpiadora jabonosa es la preferida para la piel grasa, para que quede la cara limpia limpia y se lo lleve todo.
  • Un sérum antioxidante o detox para evitar la aparición de espinillas y para que destape los puntos negros.
  • Una crema específica que controle los granitos o los brillos, de textura ligera. Hidratante pero que matifique la piel y mantenga los granitos a ralla.
  • Una o dos exfoliaciones semanales para limpiar los poros y evitar que se colapsen.

 

La piel macedonia:

Es la piel mixta. En la zona de las mejillas suele tener una piel normal-seca mientras que en la famosa zona T (frente-nariz-barbilla) la piel tiende a ser grasa.

Es importante para estos tipos de pieles:

  • Usar siempre productos para la piel mixta, con texturas ligeras.
  • Limpia tu piel en profundidad usando agua tibia.
  • Aplica un sérum y una crema hidratante regularmente. ¡Ojo! No te pases con la cantidad, la medida de una avellana es suficiente para todo el rostro.

 

Y tu, ¿qué tipo de piel tienes?

 

 


Compartir esta publicación



← Publicación más antigua Publicación más reciente →


Dejar un comentario